PARA SUS FINES DE SEMANA O VACANCIONES

CULTURA EN EL GARD

LEER MÁS

Primero se quedará maravillado con la gran diversidad de los paisajes, testimonio de la historia, y luego, va a quedarse fascinado por la riqueza del patrimonio histórico que el hombre ha dejado con los "Mas" solitarios (casas rurales típicas), las modestas casillas, las casas solariegas, las fábricas, las capillas, las cabañas de piedra o los simples muros... estas construcciones con los colores variados de la tierra, crema, ocre, gris, le permitirán entender mejor el espíritu del lugar. Los habitantes del Gard, a veces secretos pero siempre acogedores, le abrirán las puertas para que pueda descubrir y compartir sus sutiles tradiciones.
La autenticidad es, por supuesto, el pasado que percibimos y sentimos en todo nuestro ser al estar en contacto con estos lugares excepcionales. Entre ellos, tres joyas del patrimonio del Gard tienen el honor de figurar como sitios declarados patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco: que son paisajes emblemáticos del agropastoralismo mediterráneo. En Francia, podemos destacar nueve ciudades o pueblos que han recibido un sello especial: Nîmes la romana, Uzès ciudad del Renacimiento y Beaucaire la medieval son Villes d'Art et d'Histoire (Ciudades de Arte y de Historia); Aiguèze, la Roque-sur-Cèze y Montclus son miembros de Plus beaux villages de France (pueblos más hermosos de Francia); mientras que Lussan, Vézénobres y Barjac han sido declarados Villages de caractère (Pueblos con carácter).
Pero, desde las murallas medievales de Aigues-Mortes hasta la Cartuja de Villeneuve-lez-Avignon, pasando por la abadía troglodita de Saint-Roman en Beaucaire, las bellezas históricas que se pueden visitar no se limitan a sellos oficiales. Efectivamente, el Gard cuenta con más de 500 construcciones protegidas de las cuales un tercio están clasificadas. En el Gard va a poder sobre todo, satisfacer sus ganas de conocer en los muchos museos y lugares de expresión del arte, la historia, la región y todo su esplendor. Es imposible citar todos estos lugares; pero sepa simplemente, que el pasado antiguo y el más reciente se combinan con el presente en lugares como el Prehistorama de Rousson, el museo de Arte sagrado del Pont-Saint-Esprit y hasta el muy contemporáneo Carré d'Art de Nîmes.