PARA SUS FINES DE SEMANA O VACANCIONES

VINOS Y VIÑEDOS EN EL GARD

EL VIÑEDO DEL GARD

el-vinedo-en-el-Gard

Descubrir el Gard siguiendo las diferentes rutas de los vinos.

El Gard tiene una gran diversidad de terroirs en los que las viñas crecen maravillosamente. Los hombres han logrado crear en este departamento seis Denominaciones de Origen Protegido y tres Indicaciones Geográficas Protegidas vitícolas, repletas de sol, de sabor y de generosidad.

El éxito de la viticultura en el Gard tiene mucho que ver con las características de sus suelos: tierras rojas y ocres, enriquecidas por los aluviones del río Ródano, guijarros rodados de Costière, garrigas calizas, mesetas carbonatadas, arena de dunas del litoral: son todos terruños que constituyen la riqueza y la diversidad de nuestros viñedos.

El clima mediterráneo, exigente e impetuoso, asegura la unidad de las diferentes cepas implantadas en el Gard. Efectivamente, es la región más calurosa de Francia, con temperaturas que pueden sobrepasar los 30 grados en verano. Las lluvias son raras, irregulares y están mal repartidas. Los vientos refuerzan la sequedad del suelo cuando se trata de un viento de tierra. Sin embargo, el viento del mar trae una humedad benéfica para la vid, y modera así los efectos del calor.

La viticultura se impone aquí como una tradición anclada en su cultura mediterránea, y la pasión de sus viticultores, que elaboran vinos de calidad ampliamente reconocida.

En el Gard, favorecido por un frente soleado y una diversidad de suelos y de territorios muy grande, el conjunto de la viticultura ha tenido desde hace veinte años una verdadera revolución. Pasando de un período de mucha producción, que correspondía a un consumo de masa, el conjunto de los viticultores así como sus estructuras de comercialización (bodegas cooperativas y fincas particulares) han permitido realizar un inmenso impulso hacia adelante: elección de las cepas, dinámica de arrancamiento cualitativo, reducción de los rendimientos de producción y búsqueda de nuevos modos de vinificación, entre otras iniciativas. La producción de Vins de Pays se ha orientado hacia vinos afrutados, a veces reforzados por la tipicidad de algunas cepas (chardonnay, viognier, merlot). Esta evolución ha permitido satisfacer la demanda de los consumidores, permitiendo al mismo tiempo la exportación de vinos, en alza continua desde hace unos diez años. Para descubrirlos, nada mejor que una parada en una de las cooperativas de pueblo, o en una finca particular indicada al borde de las carreteras.

SELLO "Vignobles et Découvertes"

En el Gard, la Côte du Rhône du Gard ha obtenido el sello Vignoles et Découvertes

Lanzado en 2009, este distintivo tiende a promover el turismo sobre el tema del vino y de la vid. Lo atribuyen los ministros responsables del turismo y de la agricultura, por recomendación del Consejo Superior de Enoturismo por una duración de 3 años, y tiene un objetivo turístico y vitícola. Propone una serie de productos turísticos múltiples y complementarios (alojamientos, restaurantes, visitas de bodegas y catas, museo, eventos...) para que los clientes puedan organizar mejor sus estancia y para orientarlos hacia prestaciones de calidad.

El distintivo recompensa los destinos que proponen una oferta completa, que corresponda a una práctica de corta estancia, pertinente en el tema de la vid. Los candidatos han de agrupar el alojamiento, la restauración, las actividades de visitas de bodegas, visitas de lugares culturales, visita de espacios naturales, profesionalidades locales, actividades de ocio, eventos, estructuras receptivas que respondan a las exigencias del reglamento de uso y comprometidas en una dinámica de calidad.