Nuestros ancestros, los romanos

Acueducto-romano Arenas-de-Nîmes

Las Arenas de Nîmes

El acueducto romano

A pesar de que el Gard ha sido ocupado durante cientos de miles de años, la región ha quedado marcada sobre todo por la civilización romana. Los colonos romanos no solamente han legado monumentos que figuran entre los más grandiosos del mundo, sino que también transmitieron a los habitantes del Gard un modo de vida y una visión abierta del mundo.

Aunque fue una tribu celta la que fundó Nîmes y que le dio su nombre prestado al dios Nemausus, son sobre todo los romanos que dejaron sus huellas. Como la Galia de Narbonne, la ciudad se va romanizando poco a poco desde el primer siglo antes de nuestra era. Los romanos tienen el buen gusto de considerar a estos galos como hombres libres: algunos obtienen la ciudadanía y un nombre romano. La fuente sagrada celta se convierte en un santuario dedicado al emperador Augusto. El amo de Roma se encariña con la ciudad y sus habitantes. La Colonia Augusta Nemausus, con una situación ideal en la via Domitia, construida a partir de 118 antes de J.C. entre Italia y España, recibe como recompensa, una moneda en la que figuran, con la abreviación Col Nem, un cocodrilo (egipcio) encadenado a una palmera (romana). Hoy, los dos símbolos entremezclados, son el emblema de la ciudad. Los romanos sabían asociar las culturas de los pueblos que ocupan; los galos y futuros habitantes del Gard, desarrollan el urbanismo, las rutas, sus habilidades en la administración y el comercio, así como en la manera de ser...

A nivel subterráneo, los romanos dejaron una red de saneamiento de alta tecnología. A nivel práctico, inculcaron a esta Galia del Sur, la costumbre de la tribuna, del foro, el sentido de la participación pública. Pero como siempre, son las piedras las que resisten. En Nîmes, le deben mucho a Augusto, el emperador benefactor de la ciudad que bajo su reinado construyó las arenas. Este anfiteatro de 133 metros por 101 y con una capacidad de 24.000 plazas durante los espectáculos, es el que mejor conservado del mundo romano. Otra importante contribución es la Maison Carrée, que en realidad no es cuadrada como lo indica su nombre, pero rectangular como en su época. Es el único templo antiguo del mundo que se conserva casi como en su estado inicial. La Torre Magna, punto culminante de la ciudad, y la Puerta Augusta, vestigios de las murallas de 6 km de largo, el castellum en donde llegaba el agua del famoso Pont du Gard, y el templo de Diana, completan la serie de monumentos emblemáticos de Nîmes heredados de los romanos.

En el Gard, la civilización romana dejó, además de una red de carreteras, huellas más discretas como los postes militares en Beaucaire, las antiguas marcas en al Via Domitia, o las modificaciones de los oppidums célticos como en Nages, en Villevieille o en campo de César en Laudun. Todas estas maravillas son discretas, salvo una, la mayor de todas: el Pont du Gard. Esta obra, inscrita en el Patrimonio mundial de la Humanidad por la UNESCO, es la obra maestra del acueducto, que conecta la fuente del Eure cerca de Uzès con Nîmes, a partir de la segunda mitad del siglo I. El Pont du Gard gana todos los récords: menos de 13 metros de desnivel en 52 km de largo, 49 metros de alto, por lo que es el acueducto más alto del mundo romano, 52 arcos en tres niveles, ¡una circulación de 400 litros de agua por segundo! Evidentemente esta visita es una visita obligada, sobre todo que este sitio tiene también un espacio museo de gran calidad que va a gustar a pequeños y grandes.

Para saber más, ir a nuestro MAPA INTERACTIVO

LOS GRANDES JUEGOS ROMANOS, "PEPLUM" EN DIRECTO

los-grandes-juegos-romanos

los-grandes-juegos-romanos

Cientos de figurantes venidos del mundo entero se encuentran aquí todos los años para ofrecerle al público una demostración en tamaño real de la increíble civilización romana. Los Grandes juegos romanos con sus carreras infernales de carrozas, reconstituciones históricas minuciosas, luchas de gladiadores y batallas monumentales, son un gran espectáculo para toda la familia. Durante un fin de semana del mes de mayo, la capital del Gard se viste de togas y se llena de ceremonias homenajeando su propia historia. Todos pueden participar y ponerse en el lugar de un ciudadano romano de la antigua Nîmes y sentir las sensaciones de la época. Pero con el acento local ¡Ave!

GRANDE EXPO AU PONT DU GARD

exposicion-pont-du-gard

En el Pont du Gard, "La Grande Expo”, el centro de interpretación más grande de Francia sobre el ingenio constructor romano, cuenta la historia de este gran acueducto romano: maquetas, reconstituciones virtuales, pantallas multimedia, sonidos ambientales nos invitan a descubrir la antigüedad romana... ¡Una salida ineludible a hacer con su familia!




pont-du-gardpont-du-gard
RÉSERVERen ligne
VOIR LES OFFRES

O... siga explorando el Gard